Diario de una Fat Girl #2

julio 24, 2014

¡Hola amores!

Primero de todo, gracias por la acogida de la primera entrada de Diario de una Fat Girl, me enorgullece no ser la única que piensa así y me encanta que me dejéis un comentario con vuestras opiniones. ¡Cómo se nota que no soy la única que ha sufrido lo mismo! Por desgracia, el mundo está lleno de Fat Girls y también las que están en el bando contrario.

Hoy toca despotricar sobre otro tema: La industria téxtil.

Tengo claro que el factor principal para crear complejos en una persona, obviamente son las personas; los que insultan, los mamones sin vida propia que joden por diversión, pero también hay otros, y estos son La Industria Téxtil, esa que fabrica las maravillosas prendas de ropa.
Esto es un ejemplo de lo que pasa cuando una gorda como yo, va a comprar ropa.
—Buah tía, ¿has visto que pantalón más guapo?
—Si tía, es total. ¡Vamos a comprarlo!
Te acercas a la dependienta y le dices:
—¿Me puedes sacar la talla más grande que tengas?
La dependienta pone cara de Orco, te mira de arriba abajo, te mide con la mirada, se encoje de hombros, frunce el ceño, te mira con cara de pena y contesta:
—Lo siento, solo tenemos hasta la 40.
Y se va tan pancha.
Aun así, coges el pantalón, te vas al probador, y rezas a todos los santos, a los dioses, hasta a Satán, mientras intentas meterte el diminuto pantalón por las pantorrillas. Notas como se te queda atascado y comienzas a sudar como si estuvieras en una Sauna, gritas, sollozas, metes porrazos al probador mientras la chica que se está vistiendo a tu lado grita ¡Un terremoto, un terremoto!
Al final te rindes, y una vez más, te vas sin una mísera pieza de ropa, con depresión, llanto y ganas de arrancar la cabeza del primero que se cruce en tu camino.
Y ahora es cuando yo digo, ¿qué cojones os cuesta, señores fabricantes, poner un poco más de tela?
¿Es pecado? ¿Se os van a romper las máquinas de coser por añadir diez centímetros más de tela? No, ¿verdad? Al fin y al cabo la ropa la hacen robots. Un par de reconfiguraciones de su sistema, ¡y listo!
¿Y por qué no lo hacéis? ¿Por qué dejáis que las rellenitas nos acomplejemos todavía más? Y otra cosa, ¿por qué coño la ropa de tallas grandes es de abuela ochentona (sin menospreciar a las abuelas, pero hay edades para todo)? ¿Creéis que no podemos estar bellas con la misma ropa que lleva una chica de la talla 38? Pues os equivocáis. Podemos estar incluso mejor, ¿que por qué? Pues por que nosotras llenamos por completo vuestros diseños, les damos el toque femenino que una mujer sin curvas no puede darle, le damos NIVEL.
Sí señores diseñadores, las curvas son bonitas, son preciosas, bajen de la nube en la que posan sus delgadas posaderas, fijaos en la gente que os rodea y reflexionar ante vuestra idea de cómo debe ser una mujer. La mayoría, tenemos curvas, grasa, estrías y todo tipo de imperfecciones, pero somos mujeres que quieren vestir como el resto de mujeres (cada una a su estilo, eso está claro).
Lo que no puede ser es tener que irme a una tienda de tallas grandes, (que son a partir de la 44, para fliparlo en colorines por que la talla 44 no es para nada grande) y ver prendas que me dan vergüenza ajena. Con 22 años, no quiero ir con anchas camisetas de flores horteras, ni pantalones tejanos con lentejuelas en el culo. ¡Son horribles! Haced las mismas prendas que hacéis para las delgadas, coño. ¡Las vamos a lucir igual, nos queden mejor o peor, hostia ya! Si nos quedan mal, es nuestro puto problema, no el vuestro. ¿No queréis vender? Pues así venderíais más vuestra estúpida ropa hecha en China hechas con telas de mala calidad.
Y ya no solo eso, ahora os cuento una experiencia...
En el centro comercial La maquinista, de aquí de Barcelona, donde yo vivo, encontré al fin una tienda de tallas grandes con ropa ¡preciosa!. A lo mejor la conocéis, se llama Kurokai. Pues bueno, iba yo toda contenta a comprarme allí cosas, y la verdad, salía súper alegre porque usaba la talla más pequeña de la tienda, la 44, pero no con todas las prendas.
Había prendas que me encantaban y cuando me las probaba, todo me quedaba ENORME...sí, como oís, ENORME, y yo pensaba. ¡Qué bien, he adelgazado! Entonces me iba a la tienda de tallas pequeñas, y ¿cuál era mi sorpresa? Seguía sin caberme nada.
Entonces me pregunté, ¿qué cojones pasa? ¿Porque en la tienda de gordas no hay mi talla, ni tampoco en la de esqueletos? ¿Qué está pasando? ¿Soy una rareza?
Pues no señores, soy rara, pero no en ese aspecto. Lo que pasa es que las Tallas, son la gran mentira de la industria téxtil. Vete a una tienda cualquiera, coge la talla 42, y después vete a otra cogiendo la misma talla y ponlas juntas. SEGURO que no son iguales, una será más grande, y la otra más pequeña.
¿Qué por qué lo digo? Pues por que es así. Con 14 años me compré una falda, talla 38 en Bershka, (sí, aunque para el mundo juvenil era una gorda, utilizaba la talla 38), y esa falda, hasta los 21 años, que fue cuando la tiré, me la he podido poner, y según otras tiendas, mi talla ya era la 46.
Reflexión: o la ropa del Bershka es mágica, o es más mala que la leche, se da de si, pero al menos, sirve para pasados los años si no se te ha roto por el camino.
Aun con todo este rollo que os estoy echando, es una sensación horrible no poder comprarte la ropa que te gusta porque no está tu talla. Ese es el suplicio de las que estamos gordas.
Reitero lo dicho, ¡MÁS TELA! ¿Tanto cuesta? ¿De verdad? ¿O simplemente es una sutil estrategia para seguir acomplejándonos? Esas cosas también son las causantes de los trastornos alimenticios y de las depresiones. Cada vez que no me entra algo que me quiero comprar me entra una impotencia, que acabo llorando. ¡Es asqueroso! Pero lo peor, es la deferencia de las grandes industrias, de la gente que nos pone etiquetas por tener un cuerpo distinto al que tendría que ser, "según ellos", el cuerpo perfecto.
Sí la belleza es estar como un fideo de gallina blanca del número 2, ¿por qué Botticcelli pintó a una Venus con curvas y rellenita? ¿Eh? Pensad vuestra respuesta...
Ahora diréis que eran otros tiempo. Vale, de acuerdo, pero en esos tiempos la sociedad tenía más neuronas que la de ahora. La era de la tecnología solo hace que crear cabezas huecas, superficiales y materialistas.
Venus es la diosa de la belleza y del amor. Sí, esa que tiene por hijo a cupido, el de las flechas, el que según la mitología Griega unía a las parejas. Pues ella, señores, está representada por una gorda como yo. Así que cuidado, que soy Venus y como me jodáis, os jodo yo el amor aun siendo una romántica empedernida.
Han creado un estereotipo de mujer que apenas existe.
Mirad a Beyoncé, coño. ¡Esta buenísima! ¿Y qué tiene? CURVAS. Tiene unas curvas de escándalo por las que los hombres, y hasta las mujeres, querrían derrapar, y a ella la prensa muchas veces la ha llamado GORDA. ¿En serio? ¿Beyoncé gorda? ¡Pues que vivan las GORDAS! Yo quiero ser Beyoncé. La prensa no tiene nada mejor que hacer que meterse con el cuerpo de las celebrities. ¡Qué se metan con las operadas, coñe! Que hay cada una que no veas, yo hubiera matado al cirujano. Pero bueno, que me voy de tema.

Estoy harta de no encontrar la ropa que quiero, de tener que comprarlo todo por Internet porque ahí, señores de las industrias y tiendas españolas, ¡hay de todas las tallas! Hay vestidos entallados, corsés, pantalones, ¡de todo! ¡Y monísimo de la muerte! Incluso mejor que lo que encuentras en las tiendas. ¿Y sabéis qué? Por imbéciles, os quedáis sin beneficio. Hala, a joderse y aguantarse mientras yo me compro los vestidos que me gustan, aunque parezca un chorizo pamplonica. Yo me siento bien, y eso es lo que importa. ¿Qué no te gusta cómo me queda un vestido, o un corsé? Tápate los ojos, o cómete la pared de una fuerte hostia. ¡Me importa un comino! Si quiero ir en bragas, iré en bragas aunque dañe la sensibilidad de algún transeúnte. Al final, eso es lo que pretendéis, que nuestros armarios se llenen de ropa que ni vuestras abuelas se pondrían, que nos quedemos en casa, no salgamos y nos revolvamos en nuestra propia mierda pensando qué por qué somos gordas.
¡Pues se acabó!
¡No caerá esa breva, señores! ¿Por qué tenemos que esconder nuestras curvas y nuestra grasa? ¡No me da la gana! ¡Ya no! 

Hala, hasta luego corazones.

Dentro de unos días la Fat Girl seguirá dando guerra.

¡Qué tengáis un buen jueves!

Prostata: ¡Ya van 14kilos menos!


Sí todavía no habéis leído la primera entrada de Diario de una Fat Girl, clicad AQUÍ.


Melanie Alexander







Esto podría gustarte...

14 comentarios

  1. Yujuuuuuuuuuu nena que verdad mas grande, son unos cabrones de mierda!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡De los más grandes! Sí, lo son...¡me dan una raaaaaaabia!

      Eliminar
  2. Me encanta ^^ tienes toda la razón, de verdad, totalmente cierto.

    ResponderEliminar
  3. Eres genial!!! Magnifica entrada y por supuesto totalmente de acuerdo con lo que expones. Espero ansiosa la siguiente. Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapísima! La siguiente también va a dar guerra!!

      ¡Muakis!!

      Eliminar
  4. El tema de las tallas... pues no haría yo manifestaciones sobre esto!!! Yo, como te comenté en el post anterior, he tenido problemas de alimentación, así que mi cuerpo ha sufrido varios cambios en estos años. Cuando me entraba la ropa de las "tiendas normales" (me cago yo en la normalidad), el repertorio de tallas en mi armario me resultaba irrisorio. En Bershka como tu dices, un 36, 36!!! cuando nunca, NUNCA he estado en mi peso ideal. En Mango la 40-42, Zara aprox, otras la 38 y yo decía pero cual es mi talla? Y xq tengo que ser definida por un número? Y como dices, si iba a las tiendas de talla grande que ya conocía cnd estaba gordita una 46 era enooorme, pero para la comunión de mi prima me tuve que comprar una 46 de Caramelo (curioso nombre) estando ya 20 kilos más delgada.
    Así que ahí está el tema. ESTANDARIZAR LAS TALLAS. Que a la que se cree que tiene una 36 y tiene 38 le vas a joder la vida? Venga ya. Yo quiero saber la mia, e ir a por ella a la tienda. No puede ser que un vestido de Mango de la XL sea para una chica de 50 kilos. XL es Extra Large!!! Y ahora por ej, tb Mango ha empezado a hacer ropa para "tallas grandes" desde la 44 claro. La talla de Marilyn Monroe. La ropa es del estilo de la marca, pero todo anchote, sin escotes, no sé... no creo, que como tu dices, aproveche lo que las que las gorditas tenemos que ofrecer.
    Ahora si, la talla XXXS si va a ser creada en USA...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es asqueroso. Es que ni una puñetera talla es igual. Por eso yo voto por comprar por internet que te pone las medidas, y oye, normalmente no fallo al escoger algo.

      Eliminar
  5. Eres la mas Mel. Genial la segunda entrada. Totalmente de acuerdo contigo.

    ResponderEliminar
  6. Amen a todo lo que has dicho. Yo me quedé a cuadros buscando vaqueros e ir a cya y tener que comprarme una 60 en zona joven gordita cuando en otras tiendas me entraba una 52 sin problemas (y poner uno encima del otro y ser iguales). La verdad es que la ropa de tallas grandes siempre a sido horrible, o carísima. Vale que sea gorda leche, pero no soy rica.

    La verdad es que desde hace un tiempo estoy teniendo mas facilidad para encontrar ropa, pero antes si quería unos vaqueros tenían que ser de hombre para poder entrar en ellos.

    Mi gran logro fue entrar en una 20 de primark y que me cerrasen, La verdad es que si no pierdes peso olvidate de encontrar ropa medio decente, es horrible, pero poco a poco van abriendo los ojos (bueno, a excepcion de un artículo que leí que iban a crear la xxxs, sin comentarios). Eso si, da rabia que en sitios como Primark (por poner un ejemplo) tengan de toda la ropa tallas menos de las mas graciosas o "elegantes" que solo encuentras tallaje chico.

    Pero bueno, tiempo al tiempo, seguiremos perdiendo y conseguiremos meternos en una talla de las que llaman "normales"

    1 besazo guapiiii

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, no se si lo de la XXXS es peor...directamente prefiero no opinar sobre esa talla... Por el resto, es horrible pensar en que una talla te condiciona. Da mucha rabia

      Un besazo guapa!

      Eliminar
  7. Totalmente de acuerdo contigo Mel...la misma ropa de talla 36/38 por qué no la ponen para personas de 44/46? Es eso mismo...más telaaaa, porque digo yo que si hay gente rellenita no tiene por qué vestir como personas mayores....
    Como me gusta esto de tu diario baby loqui....besotessss

    ResponderEliminar

Facebook Autora

Facebook EGDLD