¿Madurar? Claro que sí, guapi

abril 03, 2017

¡Hola mis queridos Unicornios!


Hoy vengo con otra de mis pájaras mentales.

¿Cuándo sabes que has madurado?

El día 30 de marzo cumplí 25 años. Un cuarto de siglo y todavía me pregunto cuándo llegó el instante en el que me di cuenta que ya había crecido.
Me parece que todavía no ha llegado ese día.




No tengo muy buenos recuerdos de mi infancia y adolescencia. Fui una niña normal, con amigas y hacía todo lo que cualquier niña; jugar en el parque, ir a casa de amigas, descuartizar a las Barbies (aunque esto no lo considero ni medio normal) y esas cosas. Sin embargo, no fue sencillo porque me pasaron cosas, que todavía en el presente, me duele recordar y creo que fue por culpa de esos sucesos, que no disfruté del todo esa época en la que supuestamente, no tenemos preocupaciones.
Yo las tuve.
No obstante, conforme he crecido, me he dado cuenta de que en mi interior todavía sigue esa niña, la infantil, la alocada y pizpireta que cree en lo imposible ¡Y me encanta!
A mis 25 años, creo que soy más inmadura que cuando se supone que debía serlo.


(Y sí, reconozco que me he pasado 15 minutos mirando este GIF en bucle. ¡JARED TE AMO!)

Obviamente no soy inmadura en el sentido de "me la suda todo y no me preocupo por ser responsable en la vida", sino en el sentido de disfrutar con cosas que la sociedad dicta que son de niños. O dicho de otra forma ser "friki", emocionarme por minucias como películas basadas en libros, en muñecos de colección de dibujos animados, en dormir en la calle para ver a un actor...Sí, esto último lo he hecho, y dos veces. Soy reincidente en dormir en la calle. 
Pues sí, soy muy friki, tanto que a veces asusto a mis conocidos con las locuras que me pasan por la mente.
Vivo en mi propio mundo, rodeada de unicornios que dicen ¡Wiiii! y vomitan confeti de colores.

Me estremezco cuando escucho la canción de "Suéltalo" de la película Frozen, sueño con vivir en el castillo de la Bestia (o al menos tener esa enorme biblioteca) y llamo a los que se creen maduros Muggles por no creer en la magia, además de usar el lado oscuro de la fuerza contra aquellos que me desean el mal. En mi habitación hay peluches, tengo a Desdentao y una colección de muñecos Funko, a Chip, a Lumiere, la Katana de la Mamba Negra, el Martillo de Thor y hasta las Bolas de Dragón y no me olvido de mi adorado anillo de Damon Salvatore, el cual me permite salir a la luz del día.
Así que no, no he madurado. O al menos eso es lo que opina mucha gente que me rodea.
Hoy en día te juzgan por todo y ser "diferente" no está bien visto.
¿Pero sabéis que pienso yo?
Como dirían los Minions
Toma, para tú, Pupete.


¡Me da exactamente igual!
Durante mucho tiempo escondí lo que realmente me gustaba. No sé si por vergüenza o temor al rechazo, pero si algo he aprendido con eso que se llama crecer, es a pasarme por el forro lo que piensen los demás de mí. Soy infantil ¿y qué?
Con ello no hago daño a nadie (solo a mi cartilla de ahorros, la cual sale perjudicada cada vez que alguna frikada se cruza en mi camino), así que ¿para qué dejar de hacerlo si me hace feliz?

Crecer es una mierda, digan lo que digan, pero si mantienes esa parte de niño en tu interior, no se hace tan cuesta arriba.
Puedes estar pasando una época de mierda, yo desde que me enteré que padecía Esclerosis Múltiple, el mundo se me cayó encima. ¿Pero sabéis qué es lo que no he perdido? La ilusión por las cosas pequeñas.
Puedo pasarme el día entero pensando en que me queda toda una vida llena de dolores por la enfermedad, o puedo elegir hacer cosas, dedicarme a escribir, ver series como una loca y hacer compras de frikadas por internet. Y ahora sé que quiero hacer lo segundo. 
¿Qué son cosas en realidad inútiles? Sí. No van a servirme para salvar el mundo. El martillo de Thor no tiene poder para convertirme en uno de los Vengadores, pero tiene poder para hacerme sonreír. Para sacar a relucir esa niña que quiero conservar durante toda la vida dentro de mí. 

Así que sí. No he madurado, pero tampoco tengo intención de hacerlo.

Y vosotros, ¿sentís el peso de la madurez? ¿o también preferís que os miren raro y disfrutar de las cosas pequeñas?

¡Besitos de Unicornio para todos!



Melanie Alexander



Esto podría gustarte...

3 comentarios

  1. Pues estoy de acuerdo contigo, yo voy a cumplir 21 años y no he madurado, ni pienso hacerlo, la gente me critica, pero tengo claro que siendo así soy mas feliz. Vivan los inmaduros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué vivan! ¿Y lo bien que lo pasamos? jajaja
      Un besazo

      Eliminar
  2. Pues estoy de acuerdo contigo, yo voy a cumplir 21 años y no he madurado, ni pienso hacerlo, la gente me critica, pero tengo claro que siendo así soy mas feliz. Vivan los inmaduros!

    ResponderEliminar

Facebook Autora

Facebook EGDLD