Amores de la infancia

enero 15, 2018

¡Hola mis preciosuras unicornianas!


Hoy vengo a hablar de un tema con mucho salseo.
A mis 25 añitos he tenido muchos amores de esos que copan tus sueños por las noches, de los que te enamoras hasta las trancas pero que sabes que son amores totalmente imposibles.
Un amor fugaz, intenso, pero que permanece en tus recuerdos siempre.

Sí, mis queridas preciosuras, amores ficticios.
¿Quién no se ha enamorado de un personaje? ¿De un ideal de una película?
Creo que todos.

He tenido muchos a lo largo de los años, sin embargo voy a nombrar los amores de mi infancia.

Con el primero de todos, podéis tomarme por loca del coñer, pero es así. Uno de mis primeros amores ni siquiera era humano. Como muchos de los que voy a nombrar, era un dibujo animado y le ha tocado el turno a Simba.

Resultado de imagen de simba

Sí. Me enamoré de un león.
Matadme.
Resultado de imagen de gif nope

Tenía un no sé qué, qué se yo, que yo qué sé...
Resultado de imagen de gif simbaCuando cambia del Simba pequeño al adolescente, con ese melenón que se mece al viento mientras pasea cantando con Timón y Pumba por el tronco es GRRRR. 
De pequeña me fascinó. Era tan mono, tan romántico y tan todo luchando por conseguir a Nala, que no pude resistirme a su encanto. Soñaba con encontrar un humano que tuviera las cualidades de ese sexy León, pero claro, la vida es más complicada.



Otros de mis amores es de un videojuego. Siempre he sido una jugona y mientras mis amigas jugaban a las Bratz o las Barbies, yo me pasaba horas con la play 2 dándole a los botones. Y allí conocí a Jak.

Resultado de imagen de jak

Es el protagonista de la saga de Juegos Jak and Daxter y me enamoré de él. Estaba todo buenorro y sus orejas tipo elfo me enamoraron. Y ya cuando se ponía en modo poder oscuro...

Resultado de imagen de gif jak oscuro

Bragas al suelo.
Fijaos si me enamoró, que cuando tuve la play 3 lo compré remasterizado para pasarlos por enésima vez. Sin duda es el juego que más veces me he pasado en la vida, y sí, mi amor por Jak nunca se ha ido.


Otro de esos amores que no se olvidan es el de Dimitri de la película Anastasia.

Resultado de imagen de dimitri anastasia

Siempre ha sido una de mis películas favoritas y debo reconocer que siempre había pensado que era de Disney, pero no (aunque bueno, técnicamente ahora que Disney ha comprado Fox sí que podríamos decir que es Disney). 

Resultado de imagen de gif encoger hombros

Estaba enamorada de aquel Ruso. Quizá por ser un pillo y un ladronzuelo, el típico chico malo que tanto nos gusta, pero su transformación una vez conoce a Anastasia, hace adorarlo y pedir a los seres de luz un hombre como él.


Y sigo con dibujos animados.
Sí, creo que tengo un problema con ellos... Lo reconozco...

Resultado de imagen de luffyEl siguiente es Luffy, de One Piece. Un anime de un chico con el cuerpo de goma, que se estira y estira hasta el infinito y más allá, es un pirata y se enfrenta a múltiples enemigos en los más de 600 capítulos que tiene (y creo que sigue, pero me perdí hace mucho).


Me volvía loca. No sé si mi mente pre-adolescente tenía las hormonas alteradas y la flexibilidad de Luffy era el aliciente que lo volvía más atractivo, pero me encantaba. Además era un chico divertido a más no poder, me arrancaba carcajadas y a pesar de su apariencia del montón, a mí consiguió robarme el corazón.






Pero no todos mis amores de infancia son seres animados. También los había de carne y hueso.

El siguiente en esta especie de lista es Quimi, de la serie compañeros. 

Resultado de imagen de Quimi

Era el malote, el macarra con moto que se saltaba las clases, fumaba... vamos, el perla de turno. El típico quemabragas que las traía a todas Locas. Sin embargo, Valle fue la elegida y su historia juntos sin duda es de esas que permanecen en la memoria para siempre. Esa pareja me encantaba, pero más él, para qué negarlo. Yo tendría unos 9 o 10 años, pero sí, mis hormonas ya estaban descontroladas y tenían sus propios gustos.

Y ya por último, esto ya es de la época adolescente y también es humano, un personaje que aún amo con locura de una saga que me ha marcado desde comenzó . 
Muchos diréis que no tiene nada, que ni siquiera es atractivo, pero para mí sí (para gustos los colores).
Se trata de Harry Potter.

Resultado de imagen de Harry Potter y el caliz de fuego

Desde la piedra filosofal, en la que yo tenía más o menos la misma edad que Daniel Radcliffe, me enamoré. Ese mago ha copado mis sueños muchas veces, pero sobre todo una escena en especial. Esa de la película El cáliz de fuego, cuando está en los baños de los prefectos con el huevo de oro que consigue en su enfrentamiento con el Colacuerno, se quita la camiseta y grrr...

Resultado de imagen de gif harry potter huevo

Que sí, que no es un cuerpazo tipo Chris Hemsworth. Pero en aquella época, con la edad del pavo, me parecía lo más sexy del mundo y jamas olvidaré las risitas con mis amigos de aquel entonces en el cine. Esa risa nerviosa de “¡Por todos los dioses, que sa quitao la camiseta! ¡Quiero un hijo suyo!”

Y hasta aquí mis amores de la infancia. La lista podría seguir, seria infinita. Demasiados recuerdos, demasiadas series y películas vistas. Puede que en algún momento haga una segunda parte, y por supuesto, haré una de mis amores actuales.

Lo malo. No hay espacio suficiente para hacerlo en un post y tocará hacer criba, pero será para babear.

¡Besitos preciosuras!





Esto podría gustarte...

2 comentarios

  1. Guapísima me ha encantado la entrada! Y la verdad, ya somos dos con lo de Symba. Es ese algo, su historia o yo que sé jajaja que hizo que me enamorase de él cuando era pequeña jajajaj Menos mal que veo que no soy la única a la que le ha pasado. Ahora cuando veo El Rey León me entran tantos recuerdos, además es una de mis pelis favs.
    Por cierto, me encanta que vuelvas ha estar activa por el blog, tus entradas siempre son originales y distintas!
    Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Simba era lo más. Estaba buenorro😂.
      Gracias por pasarte por aquí, cariñín❤️

      Eliminar

Facebook Autora

Facebook EGDLD